martes, 31 de marzo de 2015

El fotógrafo potosino Ramón portales inaugurará la exposición Fuera de Obra: Ejercicios de la Mirada


 
El Hotel San Francisco en colaboración con el Instituto Potosino de Bellas Artes y el Centro de Difusión Cultural Raúl Gamboa del IPBA se complace en invitar a la exposición fotográfica Fuera de Obra: Ejercicios de la Mirada del fotógrafo potosino Ramón Portales.
La fotografía puede ser solo un registro lumínico –reminiscente-, subyacente a la estética. En tanto, que el ejercicio de fotografiar condensa una serie de acciones: transiciones de la mirada. Pero la mirada como tal, no es garantía de nada. La mirada solo construye, solo crea soluciones visuales. En la fotografía se puede plantear que el discurso surge a través de la mirada, pero no es el ojo lo que crea, ni lo que construye, tampoco es el ojo ni lo que hay a su alrededor; es el ojo y lo que engloba, lo que está detrás o delante de él. El acto de la revelación, que enfatiza lo que puede presentarse en una imagen fotográfica.
La fotografía dimensiona lo que es inherente a los procesos personales del autor de ahí surge el discurso que dota de sentido a la mirada. En esta obra el autor presenta imágenes que ayudan a transitar la mirada. Remitiendo incluso a fases de intermitencia creativa, como acto depurativo en los procesos migratorios que atañen a la producción autoral y que puede asociarse solo al acto de ejercer el oficio.
Ramón Portales ha tenido las siguientes exposiciones individuales: Travesía (octubre-noviembre 2011) UASLP; Piel de nopal (agosto, 2006) Instituto Politécnico Nacional, Centro de Educación Continua – Unidad Allende, México, D.F.; Landscape introspection (mayo 2006) Zona Universitaria Oriente - UASLP, San Luis Potosí; Paysage Rouge (octubre 2004) Centro Cultural Mariano Jiménez. Se ha hecho acreedor a varios premios convocados a nivel nacional: Mención honorífica en la V Bienal Nacional de Artes Visuales de Yucatán 2011; 2do. lugar en el XXX Concurso de Fotografía Antropológica de la ENAH (2011); becario del Programa Jóvenes Creadores 2010-2011 del FONCA. Y convocados por su estado: beca Jóvenes Creadores en el Programa de Estímulos a la Creación y al Desarrollo Artístico del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes (San Luis Potosí, 2005); 1er. lugar en el Premio Manuel Ramos en Fotografía de los Premios 20 de Noviembre (2005).
La exposición se inaugurará el miércoles 1 de abril a las 19:00 h en las instalaciones del Hotel San Francisco ubicado en Av. Universidad #375 esq. Ignacio Zaragoza zona centro. Entrada libre.

A POCOS DIAS QUE SE CIERRE LA CONVOCATORIA PARA LA MUESTRA UNIVERSITARIA DE CINE EN CORTO

 
 
Atención estudiantes y egresados UASLP
¿Tienes un cortometraje para mostrar o estás planeando hacer uno?
Sé parte y muestra tu talento:
  • Sube tu corto a Vimeo o Youtube y mándanos tu enlace al correo cineclubuaslp@hotmail.com (Se recomienda una calidad óptima para la proyección [1080, 720], aunque se aceptarán trabajos en calidad media [680]).
  • Adjunta también la ficha técnica en PDF (Título, Dirección, Guión, Fotografía, Música, Sonido, Arte, Maquillaje, Vestuario, Locaciones, Intérpretes, Sinopsis y Año).
  • Debe estar realizado entre el 2013 y el 2015 y durar menos de 15 minutos.
  • Si eres seleccionado tu corto aparecerá en el programa de aniversario 18 del Cine Club.
  • Además un jurado de expertos seleccionará 3 cortos para mostrarlos en Barcelona, en un programa cultural de la Asociación Cultural México Catalán.
Apúrate, tienes hasta el 3 de abril para enviar tu video.
Mayores informes:

La misionera Leticia, la mujer que dejó todo


.
La hermana Leticia asegura que algunas mujeres migran porque no sólo buscan mejores condiciones económicas , sino también una vida diferente. Foto: Prometeo Lucero, especial

Por:   Thelma Gómez Durán

Leticia Gutiérrez Valderrama decidió dar un giro a su destino.
Tenía 25 años, una licenciatura en Comercio Internacional por la Universidad de Guadalajara, un trabajo bien pagado en una empresa aduanera, ocho hermanos —dos de ellos, migrantes–, el recuerdo de un padre que murió cuando ella era niña y el ejemplo de una madre que, al quedar viuda, tomó las riendas de la casa.
 
 
Leticia se armó de valor y habló con su madre:
—Me voy a ir de religiosa. Te guste o no, quiero ser monja.
 
El anuncio sorprendió a Gregoria Valderrama, pero no le disgustó.
Los hermanos de Leticia tomaron la noticia con incredulidad.
 
 
—Como era muy creída, decíamos que no iba a aguantar —recuerda Reina, la menor de los Gutiérrez Valderrama—, pero mira, sí aguantó.
 
 
Durante mucho tiempo, Reina no conoció detalles sobre la vida religiosa de su hermana. Sabía que se dedicaba a la atención de migrantes, pero no más. El día que encontró la fotografía de Leticia en una revista, se sorprendió; se enteró que en México secuestran y matan a migrantes centroamericanos que desean llegar a Estados Unidos. En esa publicación supo que la misionera Leticia reclamaba al gobierno por su indiferencia y complicidad en esos secuestros. Miró varias veces la fotografía y no podía creer que su hermana, aquella que recordaba “frágil y creída”, tuviera esa fuerza para defender a los migrantes.
 
—Cambió mucho mi percepción sobre ella —dice Reina vía telefónica desde Guadalajara—. No la veo como una monja, la veo como una guerrera.
 
México es un país marcado por la migración.
 
 
Desde los años 20 del siglo pasado, los mexicanos comenzaron a migrar a Estados Unidos. La Organización Internacional para las Migraciones (IOM, por sus siglas en inglés) calcula que, al año, más de un millón —con documentos y sin ellos— se van al país del norte.
 
 
Organizaciones no gubernamentales estiman que cada año entre 150 mil y 400 mil personas, sobre todo centroamericanos, ingresan en forma irregular a México para cruzar su territorio y llegar a Estados Unidos.
 
 
Desde 2009, sacerdotes que atienden albergues para migrantes denuncian las extorsiones, violaciones sexuales y secuestros masivos contra esta población. Su voz de no se ha escuchado.
—Para liberar a un migrante secuestrado, a las familias les piden 6 mil dólares —cuenta la misionera Leticia, en las oficinas de Scalabrinianas: Misión para Migrantes y Refugiados (SMR), organización civil que formó después de que la jerarquía de la Iglesia Católica de México intentó sacarla del terreno de la defensoría de migrantes.
Su deseo de ser religiosa no ocurrió de un día para otro.
 
 
Cuando Leticia estudiaba en la Universidad fue voluntaria en el albergue para drogadictos de Barrios Unidos en Cristo, movimiento de jóvenes católicos, y colaboró con religiosas franciscanas dedicadas a la atención de enfermos.
 
 
La idea de ser monja comenzó a rondar sus pensamientos cuando acudió a un retiro religioso con las misioneras Scalabrinianas, congregación formada en Italia en el siglo XIX y dedicada a la atención de los migrantes en todo el mundo.
 
 
Las Scalabrinianas le hablaron de los albergues para migrantes que atienden en varias partes del mundo. Le contaron que en Tijuana había uno dedicado a la atención de migrantes mexicanos. La invitaron a ser voluntaria; Leticia hizo maletas y se fue para el norte.
 
En esa ciudad fronteriza, donde la migración se respira, la idea de ser monja la dominó.

Alberto y Chuy, sus hermanos mayores, fueron los primeros migrantes que Leticia conoció. Como muchos mexicanos.

Caravana Viacrucis Migrante. Los Pinos, Ciudad de México, abril de 2014. Foto: Prometeo Lucero, especial
Caravana Viacrucis Migrante. Los Pinos, Ciudad de México, abril de 2014. Foto: Prometeo Lucero, especial
canos, ellos se fueron de “mojados”, como se le dice en México a quienes buscan entrar a Estados Unidos sin tener una visa.

Cuando ellos se fueron —recuerda Leticia—, yo no tenía idea de lo que viven los migrantes. Así que nunca les pregunté cómo fue que cruzaron la frontera, cómo fue el camino o cómo era su vida allá. En casa nunca se los preguntamos, sólo recibíamos el dinero que nos mandaban, pero no preguntábamos.
 
 
Leticia conoció cómo es la vida de los migrantes en el Centro Madre Assunta, albergue de las misioneras Scalabrinianas en Tijuana. Ahí fue asistente de enfermería y aprendió a curar pies lastimados por tanto andar. También conducía las pláticas con las mujeres en las que ellas hablaban del por qué migraban.
 
 
—¿Ustedes creen que las mujeres somos importantes? —preguntó Leticia en una de esas pláticas.
 
 
Una mujer comenzó a llorar. Cuando la sesión terminó, Leticia escuchó su historia: Ella dejó el Distrito Federal después de que su esposo la abandonó cuando su hijo, recién nacido, murió.
—Me impactó escucharla. Ahí supe que muchas mujeres migran no sólo para encontrar condiciones económicas mejores, sino porque quieren encontrar una vida distinta a la que dejan.
Leticia dejó Tijuana para viajar a Roma y estudiar en la Universidad Pontificia Urbaniana. Ahí se encontró con polacas, rumanas, filipinas, peruanas y ecuatorianas que le confirmaron que la migración también tiene un rostro femenino.
 
 
—Las mujeres migrantes —confiesa Leticia— me han enseñado lo que es la fortaleza, me han enseñado que no somos las débiles o incapaces.

 

En Roma, Leticia dudó. Terminó sus estudios en filosofía y regresó a México, para decirles a las misioneras Scalabrinianas que no estaba convencida de que su destino era ser monja.

Leticia regresó a la vida laica, rentó un departamento y consiguió trabajo en Tijuana; intentó retomar su camino lejos de la vida religiosa.

—Pero no pude. Mi vida se convirtió en trabajo, casa, trabajo. Un día, después de haber llorado y de reconocer que no era feliz, que no estaba en mi lugar, pedí a las hermanas que me dejaran regresar a la congregación. Me dijeron que no. Insistí. Me dijeron que llevara mi petición por escrito a la madre general. Cuando ya estaba a punto de irme a San Diego (Estados Unidos) a trabajar, me avisaron que sí me aceptaban.
 
 
En 2006 Leticia regresó a la vida religiosa y a caminar con los migrantes en un albergue de Ensenada, Baja California.
 
 
A principios del 2007, su congregación le informa que ella deberá sustituir a la religiosa brasileña que, en ese entonces, era la secretaria ejecutiva de la Dimensión Pastoral de la Movilidad Humana, de la Conferencia del Episcopado Mexicano.
 
—Yo no quería asumir ese cargo. Desde que me dieron la noticia, me iba al sagrario y le decía a Jesús: ‘no soy la persona indicada. Tu estás equivocado…’ Nunca dejé de negociar con Dios que yo no era la persona indicada.
 
Su negociación no funcionó.
 
—Tenía dos o tres días en el cargo y la primera llamada que recibí fue del padre Alejandro Solalinde. Me llamó para decirme: “me metieron a la cárcel”.
 
 
El sacerdote Alejandro Solalinde Guerra dirige “Hermanos en el Camino”, albergue para migrantes en Ixtepec, Oaxaca, comunidad que forma parte de la ruta de los centroamericanos que buscan llegar a Estados Unidos montados en el lomo del tren.
 
 
Por denunciar los secuestros de migrantes y la colusión de autoridades en estos delitos, Solalinde —como varios defensores de migrantes— ha recibido varias amenazas. En 2008, intentaron quemar el albergue que dirige:
 
—Le avisé a la hermana Lety. Ella llegó y estuvo encerrada ahí con nosotros cinco horas, en una reunión terrible que fue un verdadero tormento por parte de la autoridad municipal y todos los que estaban aliados para que quitáramos el albergue… Ninguno de mis pastores, ninguno, me acompañó como la hermana Lety.

 

Viacrucis del migrante, Tenosique, Tabasco, abril de 2012. Foto: Prometeo Lucero, especial
Los migrantes en México viven un viacrucis diario. Foto: Prometeo Lucero, especial
 
 
Desde el 26 de marzo de 2007 hasta enero de 2013, la misionera Leticia fue la secretaria ejecutiva de la Dimensión Pastoral de la Movilidad Humana, entonces dirigida por Rafael Romo, arzobispo de Tijuana.
 
 
Ahí, la hermana Leticia integró un equipo de abogados y defensores, entre ellos el ex sacerdote Carlos Aarón Rodríguez y Leonila Romero, nieta de la fundadora de “Las Patronas”, mujeres que desde hace 20 años reparten comida y agua a los centroamericanos que viajan en el lomo del tren de carga para acercarse a Estados Unidos.
 
 
Desde la trinchera de la Pastoral, la misionera libró varias batallas. Una fue ganarse el respeto de los sacerdotes que dirigían los albergues para migrantes.
 
 
—Algunos obispos y padres decían: “Ella sólo es una simple secretaria” —recuerda Solalinde— Pero ella fue creciendo, fue desarrollando su liderazgo, se portó como alguien con autoridad en la Iglesia. Se hizo respetar por su trabajo. A mi me sorprendió, porque supo lidiar conmigo, porque soy una persona muy difícil… me ayudó en acabar de limar esos prejuicios que uno trae del machismo.
 
 
—Somos parte de una institución totalmente machista, patriarcal. La hermana ha sido víctima de este machismo, de esta estructura jerárquica tan escandalosa. —señala Fray Tomás González, a cargo del albergue La 72, en Tenosique, Tabasco.
 
 
En Tijuana, durante una reunión convocada por la Dimensión Pastoral de la Movilidad Humana, la misionera mostró que podía ser una líder.

—Había muchas diferencias entre la Dimensión Pastoral y las casas de migrantes —recuerda Solalinde—. En esa reunión, ella ayudó a que comenzarán a limarse esas diferencias. Quienes nos criticábamos o nos teníamos desconfianza, acabamos integrando una comunidad de defensores.
 


—Ella logró lo que nadie antes había conseguido: juntar a todas las casas del migrante y a otros defensores, sentarlos en una mesa y decirles que tenían que ponerse de acuerdo para hacer un trabajo que tuviera peso e incidencia para la defensoría de los migrantes. Creó una especie de liga de la justicia dentro de la pastoral de la movilidad —cuenta Javier García, fotógrafo que ha dedicado varios años a documentar la migración centroamericana en México.
 
 
El fotógrafo repite lo que otros defensores dicen: “La hermana Leticia ha obligado a las instituciones a que hagan su trabajo”.
 
 
Para ilustrarlo, Solalinde recuerda que a principios de 2009, cuando el secuestro de migrantes se incrementó, la hermana Leticia se presentó en la oficina del quinto visitador de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Mauricio Farah.
 
—Se plantó a fuera de la oficina del visitador y logró que la Comisión tomara el tema y presentara el primer informe donde documentó 9 mil 758 secuestros de migrantes. Detrás de ese informe estuvo la hermana Lety.

En 2010, el fotógrafo Javier García conoció a la hermana Leticia en una conferencia sobre migración en la Universidad Iberoamericana: “Se vestía con faldotas hasta los tobillos, era muy seria. Muy inexpresiva. Hablaba muy poco… Cuando la vi, dije: ‘esa señora, quién es. ¿Cómo va a hablar de migración?’ Ahora esa imagen quedó muy lejos”.

En esa conferencia también estaba Concepción Moreno, mujer que daba de comer a los migrantes que pasaban por Querétaro. En 2005 fue detenida por agentes de la entonces Agencia Federal de Investigación (AFI), acusada de tráfico de migrantes. Fue sentenciada a seis años de prisión. El Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez tomó su caso y consiguió liberarla. No la libraron de los tres años que ya había pasado en la cárcel.
 
Cuando Leticia conoció la historia de Concepción, se dio cuenta de que “la pastoral no sólo se conformaba por gente de la Iglesia, sino por laicos, creyentes y religiosos comprometidos con una misma causa: ayudar a los migrantes”, cuenta Javier.
 
Es tal la amistad que ahora tienen Javier y la misionera que ella le llama Flaco. Él, un férreo ateo, a veces le dice “Lety”.
 
—¿Han hablado de tu ateísmo? —pregunto a Javier.
—Alguna vez. No recuerdo bien por qué surgió. Lo que recuerdo es que le dije que yo no creía en dios, que yo creía en Las Patronas y en la santa hermana Leticia de los mitotes. Ella se rió y fue lo único que hablamos acerca de dios.

A finales de 2012, se dan cambios al interior de la Conferencia del Episcopado Mexicano. Guillermo Ortiz Mondragón —obispo de Cuautitlán, Estado de México, y cercano del presidente Enrique Peña Nieto— llega a dirigir la Dimensión Pastoral de la Movilidad Humana. En enero del 2013, Ortiz pide a la misionera Leticia que deje el cargo de secretaria ejecutiva. Ni siquiera le permiten que haga una entrega formal a quien ocuparía su cargo.

—Al Episcopado Mexicano le dio miedo cómo se llevaba el tema de la migración, de cómo se denuncia lo que pasa en México con los migrantes. No les gustaba que se criticara al gobierno, porque muchos obispos son amigos de los priístas. Por eso ponen un freno y sacan de la jugada a Lety. Y con ella, tratan de sacar a todos los que estábamos con ella. A mí, el obispo Ortiz me dijo que lo que nosotros hacemos no es trabajo de Iglesia, porque la Iglesia son ellos —asegura el padre Solinde.
 
 
—A partir de que se va la hermana Lety de la Dimensión, y al ver que no hay acompañamiento para los defensores, se decidió formar un colectivo —explica desde Ixtepec, Oaxaca, Alberto Donis Rodríguez, guatemalteco que también decidió dar un giro a su destino y quedarse en México para ser defensor de migrantes.
 
 
De lo que habla Alberto es del Colectivo de Defensores de Migrantes y Refugiados (Codemire), formado por 27 albergues y organizaciones que trabajan en la defensa de los migrantes.
 
 
—Se decide hacer este colectivo —comenta Fray Tomás González—para ser otra voz. La Iglesia no son solamente quienes integran la jerarquía católica. Hay otros que somos Iglesia. Y aunque no tenemos el poder, tenemos la capacidad para organizarnos.
 
 
—En la Pastoral —comenta el ex sacerdote Carlos Aaron— nos dimos cuenta que el trabajo en conjunto, formar redes, mostrar y entender que no estamos solos como defensores, logra salvar vidas.
Los representantes de las 27 organizaciones que forman Codemire nombraron como secretaria técnica a la hermana Leticia. La presentación pública de este colectivo, que ya lleva dos años trabajando, será en abril próximo.
 
 
—Otra mujer sin su temple, otra religiosa (porque la presionaron mucho eclesiásticamente y a su congregación también), hubiera dicho hasta aquí pude. Pero ella, no. Se quedó. —destaca Solalinde.
 
 
A esta monja, que nació el 4 de julio de 1968, le gusta bailar. Siempre lleva el cabello muy corto. Es común que vista pantalones y blusas bordadas por manos indígenas. Cuando participa en marchas, lleva un sombrero de paja tejida. Y, en alguna ocasión, no tuvo empacho en llevar un kepí con una estrella roja. Es una usuaria intensa de Facebook. Su página en esta red social está colmada por fotografías de marchas y talleres con defensores de migrantes. También publica frases como estás: 6 de octubre del 2014: “En qué país vivimos… hacia el exterior dicen los mentirosos políticos, empezando por el Presidente Enrique Peña Nieto para abajo, que aquí se vive y se gobierna con un compromiso a los derechos humanos… lo que realmente vivimos son asesinatos, desapariciones, aniquilaciones y exterminio a una población que le cuestiona, que interroga, que no se conforma con lo que en este gobierno hace porque ni gobierna, ni protege…”.

 

Leticia Gutiérrez eligió 15 de octubre del 2009 para realizar los votos perpetuos. Escogió ese día porque en el calendario religioso se celebra a una de las santas que más admira: Teresa de Ávila, fundadora de la congregación de las carmelitas descalzas, mujer que —según cuentan— tenía un carácter fuerte. Y debió haber sido así, porque ella fue una de las protagonistas de la reforma de la Iglesia de 1500.

Ese día, Leticia estuvo acompañada de su familia, amigos y de varios sacerdotes que dirigen casas de migrantes. La celebración fue con tequila y mariachi.
 
 
Leticia recibió el anillo y el crucifijo que distinguen a las misioneras Scalabrinianas. El crucifijo lo guardó en un cajón cuando Solalinde le regaló una cruz de madera oscura y atada con un cordón de cuero negro.
 
 
—Cuando no llevo esa cruz, siento que me falta algo. —confiesa Leticia mientras envuelve con su mano derecha la pequeña cruz.

 Si se le pregunta a Solalinde el significado de esa cruz, él dirá que representa a ese Dios que se anticipa. “Un Dios que nos eligió primero, no lo elegimos nosotros. Él nos eligió”. Esa cruz, dice, también es un símbolo de apertura.
 


En Coatzacoalcos, Veracruz, la hermana Leticia conoció a los migrantes que viajan en el tren de carga. En esa ciudad, los laicos le enseñaron a identificar a los “coyotes”, como en México se les llama a quienes cobran a los migrantes para guiarlos en su camino.
 
 
—Ahí miré por primera vez cómo los migrantes hacen la fiesta cuando llega el tren; cómo ellos van midiendo el movimiento del tren para saber en qué momento lanzarse y colgarse. Ahí fue que decidí dedicarme a la migración, ahí fue que comencé realmente a aprender.
 
 
Cuando Leticia conoció Coatzacoalcos, el lugar comenzaba a ser identificado como uno de los puntos críticos en la ruta de los migrantes. Hoy Coatzacoalcos, y todo el trayecto por Veracruz, está marcado como una de las zonas donde secuestros y extorsiones son recurrentes.
 
 
—Los migrantes en tránsito —remarca la hermana Leticia— siguen siendo un botín para muchos. El mismo gobierno simula los operativos, simula la preocupación por los migrantes. Son simulaciones para cuidar otros intereses, al final, intereses económicos.

Durante el segundo semestre de 2014, cuando comenzó a operar el Plan de la Frontera Sur —impulsado por Estados Unidos y ejecutado por el gobierno de México—, se reforzaron los controles migratorios en la ruta, sobre todo en el sureste del país.

—Este programa es una cacería de migrantes. En noviembre tuvimos el caso de cuatro salvadoreños que fueron perseguidos por migración. Ellos se metieron al monte, a un potrero, llegó la migra y prendió fuego al potrero para que salieran —asegura Alberto Donis.
 
 
Alberto, 29 años, nació en Santa Rosa, al sur-oriente de Guatemala. Como muchos de su tierra, tomó una mochila y viajó para el norte. Cuando llegó a Chiapas, policías federales le robaron el dinero que llevaba para hacer su viaje en autobús. Montado en el tren llegó hasta Oaxaca, donde echó raíces. Hoy es defensor de migrantes.
 
 
El Plan de la Frontera Sur provocó que las rutas de los migrantes cambiaran. Ahora ellos viajan por zonas más peligrosas. En Oaxaca, por ejemplo, los defensores abrieron un comedor en el poblado de Chahuites.
 
 
—Ahí se están dando muchos asaltos y violaciones —explica Alberto Donis—
 
 
—Desde la implementación del Programa de la Frontera Sur —dice Fray Tomás González— se dispararon los delitos en contra de los migrantes… Nosotros llevamos más de 50 denuncias ante las procuradurías federales y estatales… Tenemos denuncias por robo, violación, secuestros masivos; tenemos varias en contra de funcionarios del Instituto Nacional de Migración y de la Policía Federal. Estamos acompañando tres donde los agentes les cobraban de 5 a 7 mil pesos por pasar a una persona en un retén de migración.
 
Leticia no perdió tiempo después de que fue obligada a dejar la Dimensión Pastoral. Decidió no abandonar los terrenos de la defensa de los migrantes. Habló con su equipo y juntos formaron una nueva trinchera: Scalabrinianas: Misión para Migrantes y Refugiados (SMR), organización dedicada, sobre todo, a la atención de migrantes víctimas de delito y al acompañamiento de los defensores.
 
 
—Nos reuníamos todos los días para platicar cómo tenía que ser la organización. Lety me contaba que su sueño era lograr un centro de atención integral, seguir acompañando a los defensores de migrantes y dar formación —cuenta el ex sacerdote salesiano Carlos Aarón Rodríguez.
 
 
SMR se fundó el 2 de febrero de 2013, en un pequeño departamento cercano a la Basílica. A finales del 2014 consiguieron un donativo que les permitió remodelar un nuevo espacio, también en el norte de la ciudad.
 
 
La organización se rige por un consejo, en el que participan defensores y abogados.
—Es la primera religiosa con la que trabajo que permite un consejo donde todos tenemos el mismo voto. —reconoce Carlos Aarón.

A dos años de su creación, son 15 personas las que trabajan en SMR dando acompañamiento jurídico y psicológico a migrantes víctimas de delito y a defensores.

Sólo en 2014, SMR documentó 37 incidentes “graves” en contra de defensores —dos fueron asesinados— y más de 20 secuestros masivos de migrantes que transitaban por Veracruz y Tamaulipas.
En sus dos años de existencia, SMR también ha logrado llevar a la cárcel 25 personas que han cometido delitos como secuestro, extorsión y robo en contra de migrantes.
 
 
—Lety es una persona muy apasionada con su misión, con su gente, con los defensores y defensoras… A veces, cuando algo está sucediendo, me manda mensajes a las cinco de la mañana. Yo le digo: no te voy a contestar hasta las ocho de la mañana, a menos que sea muy urgente… Controlar a una monja así está de la fregada —dice Carlos Aarón.
 
 
Semanas antes de escuchar a Carlos, visité las oficinas de SMR. Ese día la hermana Leticia no sonreía. Horas antes se había enterado del asesinato de dos migrantes que viajaban en el tren. Sus cuerpos se encontraron a un lado de las vías en Coatzacoalcos. Leticia se resiste. Intenta contener las lágrimas. Las limpia con cierto enojo, respira profundo:
 
—Uno se pregunta: ¿hasta cuándo? Yo sueño con que algún día ya no va a ser necesario mi trabajo, que ya no vamos a tener que recoger cuerpos sin vida, cuerpos mutilados, porque los migrantes podrán transitar sin ningún problema.
 
El padre Alejandro Solalinde, uno de los aliados de la hermana Leticia. Foto: Prometeo Lucero, especial
El padre Alejandro Solalinde, uno de los aliados de la hermana Leticia. Foto: Prometeo Lucero, especial
 
Son poco más de las seis de la tarde y en SMR se preparan para realizar el “área verde”. Así llaman al momento del día que dedican para hacer algunos ejercicios de relajación y reflexionar sobre un pasaje bíblico. Quien dirige la sesión es Pedro, hondureño que fue víctima de extorsión; lleva unas semanas en el Distrito Federal, recibiendo ayuda jurídica de SMR.
 
 
—Coloquen sus manos en la cintura y vamos a mover la cadera en círculo —explica Pedro, mientras hace el movimiento que imitan las siete personas que forman un círculo en el área de recepción de SMR.
 
 
La hermana Leticia, el ex sacerdote Carlos; Óscar, un migrante salvadoreño; Maribel, migrante hondureña; Leonila Romero, su hermana Sonia y su prima Daniela siguen las indicaciones de Pedro.
 
 
Ahora mueven los brazos, después las piernas. Carlos no deja de hacer bromas. Leonila y su hermana Sonia lanzan sonoras carcajadas. Y la hermana Leticia sólo dibuja una sonrisa.
 
 
Daniela se encarga hoy de la lectura de la Carta de los hebreos, capítulo 13. Al final todos dan sus comentarios sobre lo que significan palabras como “fraternidad” y “hospitalidad”.
 
 
—Este es un momento para relajarnos un poco —cuenta Leonila. Ella, su hermana Sonia y su prima Daniela conocieron la realidad migrante en las vías del tren que cruzan la comunidad de Amatlán, Veracruz, al lado de su abuela y sus tías, fundadoras de Las Patronas.
 
Leonila conoció a la hermana Leticia gracias al fotógrafo Javier García.
 
 
Durante los dos años que trabajó en la Pastoral de Movilidad Humana, Leonila aprendió sobre derechos de migrantes y leyes migratorias. Hoy es una experta en acompañamiento de víctimas, así como en solicitudes de refugio y asilo político.
 
 
Cuando la hermana Leticia terminó su ciclo en la Pastoral y formó la organización SMR, Leonila —26 años y madre de dos niños— no dudo en seguirla.
 
 
—Me gusta su liderazgo —cuenta Leonila apresurada. En SMR están en alerta, tramitando la solicitud de refugio para una mujer hondureña y su hijo, que salieron de su país por amenazas del crimen organizado que controla la vida en su comunidad.
 
 
En sólo tres meses, la SMR ha tramitado 16 solicitudes de refugio y asilo para centroamericanos que fueron víctimas de delitos en México o sufrieron algún tipo de persecución en su país.
 
 
Antes de comenzar con el “área verde”, Leonila me cuenta que durante año y medio, su salario en SMR lo pagó Javier Velázquez Moctezuma, entonces rector de la Unidad Iztapalapa de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).
 
 
Donaciones como la de Velázquez, así como de fundaciones religiosas y laicas, son las que han permitido sobrevivir a SMR. Una buena parte de esas donaciones llegan del extranjero. Hace unos meses, por ejemplo, una mujer italiana que conoció el trabajo de la hermana Leticia, pidió como regalo de bodas que sus invitados realizaran un donativo a SRM.
—Nosotros queremos que esta organización sea una casa para los migrantes. Mi sueño es que la migración ya no se dé en condiciones forzadas. Mientras eso llega, me gustaría que esta organización siga fortaleciendo el acompañamiento integral. Los migrantes buscan un espacio para reconstruir su vida y me gustaría que esta organización pueda ser un puente para ayudarles a encontrar ese nuevo espacio. —cuenta la hermana Leticia.
—¿Qué piensa ahora de que desde la Pastoral de Movilidad Humana no se les reconozca como parte de la Iglesia?
 
—Yo soy Iglesia y voy a ser siempre Iglesia. Que no nos reconozcan es problema de ellos. Yo soy una mujer consagrada, una mujer convencida de que este mundo hay que cambiarlo y que a mi me toca hacer algo y lo estoy tratando de hacer.
 
 
—¿Cómo la ve usted? ¿Es una buena monja? —me pregunta Gregoria Valderrama, de 80 años, cuando hablo por teléfono con ella sobre su hija Leticia.
 
 
—Mejor usted dígame qué piensa de ella. ¿Cómo la mira usted?
—Nunca pensé que iba a ser una monjita re buena.
 
 
Reina Gutiérrez lamenta no poder estar más cerca de su hermana Leticia.
 
—La vemos muy poco, por lo regular sólo en diciembre. La extraño mucho. A mi me ha hecho mucha falta.
 
Reina anhela sentarse con su hermana y hablar. Quisiera que le platique todo lo que hace para defender a los migrantes y que le diga de dónde saca su coraje y fuerza, porque a ella le gustaría ser así. Durante esa plática, Reina le haría una pregunta a su hermana.
 
—Me gustaría preguntarle si es feliz con lo que hace.
 
 
**Este trabajo se realizó con el apoyo de la Red de Periodistas de a Pie, en colaboración con la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos A.C. (CMDPDH), como parte del proyecto de protección de los defensores de derechos humanos financiado por la Unión Europea. El contenido no refleja la posición de la UE.

OFERTA CULTURAL DE SEMANA SANTA EN EL CENTRO DE LAS ARTES


 
Del 01 al 11 de abril el Centro de las Artes de San Luis Potosí ofrecerá al público visitas guiadas en horario de 11:00 a 17:00 hrs. con posibilidad de conocer las instalaciones así como la historia del recinto, además de visitar las exposiciones vigentes y la representación artística del tradicional Altar de Dolores.

Entre la programación de divulgación artística que el CEART ha preparado para la temporada de semana santa y pascua se encuentra el recorrido guiado por las instalaciones del edificio, cuyo origen data de 1884, que antiguamente fuera la penitenciaría estatal, y donde estuvieron recluidos personajes históricos como Francisco I. Madero y Salvador Nava.
 
Asimismo los visitantes podrán vislumbrar distintas obras artísticas mediante la “Sexta colectiva anual de artes visuales”, una exhibición del trabajo artístico a cargo de alumnos del área de artes visuales del CEART, en la que dan muestra del desarrollo logrado durante el último año de actividad académica en las distintas vertientes de las artes visuales como son la fotografía, grabado, pintura, gráfica, escultura, serigrafía, entre otras, y que a su vez les permite confrontar procesos de selección de obra, museografía y exhibición pública.
 

 
De igual manera “Un grito presente” del artista plástico Bonsei Fujikawa, exposición de grabado japonés mediante la cual el artista muestra al público imágenes que desenfrenan mitos y tradiciones centenarias de la cultura japonesa mediante la utilización privilegiada de distintas técnicas entre las cuales se encuentran la mezzotinta, poética del artista japonés.

 
Además de éstas, las salas 3, 4, 5 y el Museo de Sitio del recinto, exhiben “Entre dos mundos”, un homenaje exposición a través de la figura de Luis Buñuel, al cine de dos mundos, tan diferentes y tan próximos, y de dos culturas que, en no pocas ocasiones, se funden en una sola. Esta es una exposición que llega al CEART como una muestra de la obra de un artista cinematográfico emblemático tanto en su natal España como en Iberoamérica, donde hasta su muerte vivió y trascendió.


Estas tres exhibiciones, acompañadas por la tradicional representación artística del altar de Dolores forman parte de la oferta cultural de Semana Santa y Pascua que el público potosino y visitantes de otras entidades podrán disfrutar durante su visita a la capital potosina, en horario de martes a domingo de 11:00 a 17:00 horas (inicio de recorridos cada hora) con un costo de $15.00 Menores de 10 años y mayores de 60 entrada libre presentando credencial del INAPAM. Mayores informes en www.centrodelasartesslp.gob.mx o al 1 37 41 00

LA SEMANA SANTA CULTURAL SE LLEVARÁ A 18 MUNICIPIOS DE SLP




El Gobierno del Estado a través de la Secretaría de Cultura desarrollará dentro de esta Semana Mayor un programa artístico y cultural que se extenderá a un total de18 municipios, representativos de las cuatro regiones del Estado.
 
 
Como es costumbre, el programa de Semana Santa en el interior del Estado, es posible gracias a la colaboración del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y el apoyo de las autoridades diferentes municipales.
 
 
Entre los municipios participantes que recibirán a un nutrido grupo de artistas potosinos, dentro de los cuales se presentarán expresiones de música, danza, teatro, exposiciones de pintura, escultura y fotografías, entre otras, se encuentran Ahualulco, Alaquines, Cerritos, Ciudad del Maíz, Moctezuma, Soledad de Graciano Sánchez, Matehuala, Santa Catarina, San Antonio, Ciudad Fernández, Villa Juárez, Villa de la Paz, San Nicolás Tolentino, Rioverde, Lagunillas, Real de Catorce, Xilitla, y varias sedes del municipio de la Capital.
En algunos de esto0s municipios,
 
las actividades iniciaron desde el pasado domingo y continuarán hasta el próximo domingo 5 de abril con actividades de animación cultural muy diversa.
 
 
Entre los participantes, que hacen un total de 16 artistas y agrupaciones, se contará la actuación del Trio Renacimiento Huasteco; Danseyre, música barroca; el Trío José Mendoza y los Cazadores de la Sierra; el Trío Don Erasmo y sus Rebeldes Huastecos; Vadim Trío; la Sonora Azhareña; el Grupo Nueva Generación y el Grupo Yembé, entre otros, que ofrecerán un total de 29 presentaciones en los municipios participantes.

Ballet Provincial de San Luis en Semana Santa





Continúan las actividades en el Centro de Difusión Cultural Raúl Gamboa del Instituto Potosino de Bellas Artes con la presentación de diversos grupos de danza, entre folclor, flamenco, danza contemporánea y más.
 
Las actividades continuarán el miércoles 1 de abril a las 19:30 horas con una doble función del Grupo de Danza Folclórica Fuego Nuevo y el Grupo de Danza Folclórica Xochitín.
 
El jueves 2 se presentará el Ballet Provincial de San Luis del IPBA a las 19:30 horas, el costo de entrada será de 40 pesos.
 
El grupo de Hip Hop United Street Company tendrá función el sábado 4 a las 19:30 horas, y el costo será de 40 pesos.
 
Para finalizar, el domingo 5 a las 19:00 horas se presenta el Ballet Folclórico Xochiquetzal del IPBA con una cuota de recuperación de 60 pesos.
 Todas las funciones se llevarán a cabo en el Centro de Difusión Cultural Raúl Gamboa, ubicado en Universidad Esquina Negrete. Los boletos podrán ser adquiridos con anterioridad o el mismo día del evento. Mayores informes en las instalaciones del Instituto Potosino de Bellas Artes, ubicado en Av. Universidad esquina Constitución S/N, o a los teléfonos 822 12 06 o 822 00 66.
 

Quedan pocas semanas para disfrutar de “Body Worlds” en el Museo Laberinto de las Ciencias y las Artes

 
El cuerpo humano es sinónimo de belleza y perfección, aspectos que sin duda alguna se aprecian en su totalidad en la exposición internacional “Body Worlds Vital”, creada por el Dr. Gunther von Hagens que con gran éxito se ha presentado en el Museo Laberinto de las Ciencias y las Artes a lo largo de 173 días.
 
Esta impactante muestra presenta más de 100 especímenes humanos reales “plastinados” y en breve concluirá su temporada en San Luis Potosí y en México, ya que después de su paso por tierras potosinas será llevada al vecino país del norte.
 
A la fecha más de 100 mil personas, entre ellos 40 mil estudiantes, han sido testigos de esta extraordinaria exposición de prestigio internacional, que permite a los visitantes ver y comprender mejor las enfermedades, así como constatar los daños en el cuerpo por la mala alimentación y el consumo de tabaco, el alcohol y las drogas
 
Con motivo del fin de temporada, el costo del boleto se ha reducido a sólo 40 pesos por persona. Los horarios de vacaciones son sábados y domingos de 11:00 a 19:00 hrs y de lunes a viernes de 11:00 a 18:00 hrs.

Recital de flauta de pico "Fantasía de penitencia" con Mauricio Zavalza en el Museo Nacional de la Máscara,


 
En el marco de los festejos de Semana Santa 2015,  el Museo Nacional de La Máscara presenta el recital de flauta de pico "Fantasía de penitencia" con Mauricio Zavalza, este miércoles 1 de Abril a las 18:00  horas.
 
En el cual se escucharán obras de: Arcangello Corelli, Giovanni Maria Bononcini, Georg Philippe Telemann, Carl Philipp Emanuel Bach y Johann Sebastian Bach.
 
Entrada Libre.

lunes, 30 de marzo de 2015

Un halagador Thrash metal de Arsis en el Bunker. Sala de Conciertos


 Fotos: Cortesía de Alesander Camacho
 
Por: Roberto A. Valenciano Capín
 
Después de los sólidos y contundentes argumentos tanto en la creatividad, conocimiento pleno de su estilo y esta inherente búsqueda de sonoridades, gracias a  esta constante experimentación y una depurada técnica del thrash metal de la banda Origin, llegó por primera vez a estas tierras potosinas la propuesta de su otrora visión del thrash metal de Arsis al Bunker. Sala de Conciertos como parte de su gira mundial.
 
De ahí que con esta sensación dejada por Origin,  asistí como los pocos afortunados que apostaron por escuchar, disfrutar y las expectativas esperadas de esta banda originaria de Virginia.
 
Realmente me llamaba más la atención en cuanto a esta curiosidad tanto sonora como lo propuesto en escena de una de la  bandas más representativas del hit parade del Underground  del Metal norteamericano.

 
Pero antes, para ir calentando las expectativas, las cuales las cumplieron cabalmente estas bandas potosinas, al subir al escenario en primera instancia y ofrecer sin cortapisas en este importante escenario como es el Bunker. Sala de Conciertos. Tartak,  una banda de jóvenes músicos como se ha vuelto una costumbre en ellos de desplegar sin cortapisas de un potente y hasta con cierto arrebatamiento de este death/thrash metal, para dejarle el escenario a Shattered con este compacto, sostenido y debrañante Groove Metal y como antesala  de estos furiosos Perros Suicidas con su thrash/death.
 
 
En donde por cierto, una bofetada más a los pocos asistentes y sus seguidores de Profanator que asistieron a este concierto, debido a la ausencia de esta banda, en donde nunca se supo el motivo real de su ausencia. 
   
Pero aun así, subió la banda estelar, Arsis que parte su propuesta musical a partir de esta seminal death metal y de esta manera diseminarlo bajo los patentes argumentos de una perfección absoluta y técnica impoluta velocidad de los riffs de la guitarra, aunado con una potente voz, sin hacer dejo de lo melódico, contundente pero que en momentos se escuchaba un tanto halagador y previsible, pero que aun así cumplió con las expectativas de los pocos afortunados que apostaron por escuchar y ser parte de concierto.
 
Arsis  demostró que son una banda hecha y derecha, al ofrecer un show con muchas ganas y energía, se les ve muy compactados y con muy buen feeling entre ellos, a pesar de la poca asistencia a disfrutar de su show. 

Concierto Pasión y Muerte de Jesús a cargo Virtus Ensamble Vocal

 
 
El Museo Francisco Cossío comienza sus actividades de Semana Santa, y es por ello que invita a todo el público que visita la ciudad de San Luis Potosí y por supuesto a los potosinos a que asistan al concierto Pasión y Muerte de Jesús este próximo martes 31 de marzo en punto de las 19 horas en las instalaciones de este museo.
 
 

Dicho concierto estará a cargo del Virtus Ensamble Vocal, dirigido por el maestro Luis Gabriel Salazar Soto, los cuales estarán engalanando el Vestíbulo de este museo, y con una entrada totalmente libre.
 
 
Pasión y Muerte de Jesús de German Pérez Méndez compositor potosino, narra desde la última cena hasta la crucifixión y muerte de Jesús, cantada en todo momento por Virtus Ensamble Vocal que dan vida a los personajes principales, Jesús, los apóstoles Pilatos Caifás, por mencionar algunos, que en esta ocasión estarán acompañados por el Coro Infantil de la Escuela estatal de Iniciación musical Julián Carrillo, quienes adornaran la obra con temas acordes a esta narración de la pasión y muerte de Jesús.
 
 
Virtus Ensamble Vocal, nace en el año 2008 como parte del proyecto taller de” ensambles vocales” logrando gran éxito y un alto impacto artístico en el medio coral del estado de San Luis Potosí, bajo la ideología de “el canto es naturaleza y es para todos” los Virtus han presentado programas con estilos y géneros diversos como: opera La Boheme y La Flauta Mágica, Poema Sinfónico Coral el Himno de los Bosques de Miguel Bernal Jiménez, misa de réquiem de W. A Mozart Y Gabriel Faure, entre otras.

Jóvenes de la escuela estatal de iniciación musical en el Museo Francisco Cossío

 
 
El 1 de abril, alumnos de la Escuela Estatal de Iniciación Musical Julián Carrillo mostrarán sus avances musicales durante dos eventos que se presentarán la próxima semana en las instalaciones del Museo Francisco Cossío, informó el maestro Carlos Undiano Herrejón, titular de aquella institución.
 
 
En primera instancia, comentó, el próximo martes 31 de marzo los integrantes del corro de la EEIM participarán dentro del concierto Pasión y Muerte de Jesús, en el cual alternará con los integrantes de Virtus Ensamble Vocal, que dirige el maestro Luis Gabriel Salazar Soto.
 
 

Asimismo, comentó el maestro Carlos Undiano, dentro del mismo programa de actividades de Semana Santa el miércoles 1 de abril se continuará con el Concierto de Cámara, que se ofrecerá a partir de las 12:00 horas.
 
 
En este evento, que se desarrollará en la Sala Francisco de la Maza, participarán también jóvenes intérpretes de la Escuela Estatal de Iniciación Musical Julián Carrillo.
 
 
En este evento, dijo, participarán ejecutantes de clarinetes, arpa, violín, violoncelo, oboe, piano y corno francés, quienes integrarán diversos ensambles de cámara para interpretar un variado repertorio.
 
En ambos casos, la entrada también es libre, por lo que se hace una invitación extensiva para todo el público potosino, así como para quienes nos visitarán durante la próxima temporada vacacional.

‘El arte mexicano que perdura’, convocatoria para artesanos de la tercera edad



Las categorías disponibles, son: Alfarería; textiles; fibras vegetales duras y semiduras; Metalistería; joyería; Maque y Laca; Pintura popular; Talla en madera; Juguetería, Papel y cartonería

Por segundo año consecutivo fue lanzada la convocatoria al Concurso nacional “El arte mexicano que perdura”, que rinde homenaje a creadores mayores de 60 años, y que este año entregará premios por casi medio millón de pesos en nueve categorías.
 
 
Se trata de una iniciativa del Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías (Fonart) y el Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (Inapam), y esta vez, el estado anfitrión será Zacatecas.
 
 
La directora general del Fonart, Liliana Romero, anunció la convocatoria y destacó que los interesados (mayores de 60 años cumplidos al 30 de junio de 2015) podrán participar con piezas elaboradas en técnicas y materiales tradicionales.
 
 
Así como aquellos con nuevas propuestas de diseño, que por su aportación contribuyan al fortalecimiento y preservación de la actividad artesanal en sus comunidades.
 
 
Las categorías disponibles, explica un comunicado, son: Alfarería; textiles; fibras vegetales duras y semiduras; Metalistería; joyería; Maque y Laca; Pintura popular; Talla en madera; Juguetería, Papel y cartonería.
 
 
La bolsa de premios será de 436 mil pesos, divididos en las nueve categorías, cada una con tres primeros lugares que obtendrán 17 mil pesos; los segundos: 15 mil pesos, y los terceros 12 mil; además de un galardón nacional que será premiado con 40 mil pesos.
 
 
El registro de piezas se podrá realizar del 19 de junio al 24 de julio en los 21 Centros de Registro de la República, incluyendo la Ciudad de México, en Avenida Patriotismo 691, colonia Mixcoac, y del 1 al 31 de julio en las instalaciones de la Secretaría de Desarrollo Artesanal de Zacatecas.
 
 
El jurado estará conformado por especialistas en arte popular y artesanías que calificará las obras a puerta cerrada el 13 de agosto en la ciudad de Zacatecas; en tanto que la premiación será el 28 de agosto en la Ciudadela de las Artes del estado sede del concurso.
 
 
El mismo día de la entrega de reconocimientos se inaugurará una exposición con las obras del concurso (todas ellas estarán a la venta), en la cual tendrán preferencia las piezas premiadas.
 
 
La directora general del Inapam, Aracely Escalante Jasso, destacó que año pasado se registraron 311 adultos mayores de 21 estados, quienes estaban muy motivados por ser la primera vez que se hacía un concurso de estas características.
 
 
“Este año esperamos superar los 500, pues hubo muchas personas que no se registraron la primera ocasión. Es una excelente oportunidad que se les da a los adultos mayores”.
 
 
Liliana Romero recordó, por su parte, que el Fonart cuenta con diversos certámenes en los que no hay rango de edad, sin embargo, era importante preservar los conocimientos y reconocer largas trayectorias en el oficio artesanal en un concurso como éste.
 
 
La idea, dijo, es hacer una reserva de piezas provenientes de los diferentes concursos, a fin de contar con un acervo, pues hace 14 años que el gobierno federal no tiene uno propio de arte popular.

Regresa el Muerto de Tijuana al Bunker. Sala de Conciertos

 
Llega este 4 de Abril, sábado de Gloria, dentro de la tradición católica, esta singular de ver/entender la vida bajo su singular sonoridades del Muerto de Tijuana en el Bunker. Sala de conciertos.
 
En donde Balthazar Hernández, su nombre real ha muerto, y en su lugar deja un hombre mayor, alto, lúgubre,  que camina solo por la vida portando un teclado y predicando su propia palabra en forma de synthpop gótico. 
 
Por extraño que parezca, Baltazar Hernández comenzó su carrera musical cantando en su comunidad de creyentes evangélicos, "tocando coritos para el Señor. A mí y al Chamán nos corrieron de la iglesia por rebeldes. Ya cuando me peleé con los pastores, les quité las letras religiosas a las canciones y les puse letras urbanas".

De ahí se pasó a tocar en un parque de Tijuana, donde actualmente reside, hace dos años y medio. "Me empecé a revelar a los dogmas, a las religiones, a los gobernantes que están enfermos. Últimamente he visto que ya se han moderado un poquito porque como ya hay mucho medio de comunicación, ya están vigilados".

El Muerto ya no va a la Iglesia. Dice que todavía no se considera famoso, aunque es su sueño. Antes era hojalatero, se dedicaba a arreglar carros chocados, pero por motivos de salud ahora sólo está enfocado en su música con la misión de compartir con los jóvenes su filosofía de vida.

"Al final de cuentas son los jóvenes la esperanza para evolucionar más. La evolución es como una tortuga, va un poquito más despacio por los tradicionalismos, los maestros antiguos que no quieren soltar el poder, enseñando puros dogmas a los jóvenes. No entiendo, deberíamos tener maestros más aventados, sin tantos miedos e ir para adelante".

El Muerto de Tijuana tiene rato de no tocar en las calles, pero quiere regresar porque asegura estar agradecido de sus orígenes. 


Las canciones

Los temas más conocidos del Muerto de Tijuana llaman la atención desde los títulos: "Satánica", "Viejo decrépito" y "El lobo" son algunos de los que circulan por la red. Con letras irónicas cantadas sobre melodías muy básicas, el intérprete se cuestiona los significados que sus admiradores han encontrado en sus temas.
 
Una canción tiene como tres o más mensajes: verbal, de la letra; de la música, y mensajes subliminales de doble sentido, y entonces ahí la persona de acuerdo con su capacidad es lo que va a percibir. Yo he escuchado canciones que están muy alegres del ritmo pero la letra es de un muchacho que está despechado porque la novia se le fue con el otro".

El Muerto no se caracteriza precisamente por escribir temas románticos. Y aunque a través de su filosofía promueve la libertad sexual, no está en contra del amor: "El amor es algo divino. La mente humana batalla para definirlo, para comprenderlo y para plasmarlo o ejercitarlo. Hay muchas palabras divinas que están aquí en la Tierra que el cerebro patina para poder conceptuar".
Quien estará compartiendo el escenario con las bandas potosinas de: Tumor en los Huevos ( Porno grinde), Cráneos Rotos (Punk) y Flakvierling.
 
Cooperación $ 100 pesos.