viernes, 17 de marzo de 2017

Sinfónica Nacional debe tocar autores mexicanos vivos : Marcela Rodríguez




La Orquesta Sinfónica Nacional (OSN), la más importante en su tipo en el país, tiene las obligación de tocar cada fin de semana partituras de autores mexicanos vivos, consideró la compositora Marcela Rodríguez, quien escribe lo mismo música de concierto que partituras para teatro y danza.



Durante los ensayos de la OSN, que en su cuarto programa de la temporada de conciertos 2017, tendrá como invitado al Ensamble Tambuco, bajo la dirección de la brasileña Alexandra Arrieche, Rodríguez sostuvo que "eso debería ser normal y no anormal".


“Carlos Chávez consiguió esto para la música mexicana, en este lugar se estrenaron las obras de José Revueltas, de Manuel M. Ponce, de José Pablo Moncayo, y eso se ha detenido cuando debería ser normal que los compositores estuviéramos presentes en los programas cada fin de semana”, aseveró.


En los conciertos, a celebrarse los días 17 y 19 de marzo en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes, ambas agrupaciones ofrecerán las obras “Mural”, de Marcela Rodríguez; “Garbage”, del canadiense-finlandés Jan Jarvlepp, y “Sinfonía” núm. 4 italiana”, del alemán Felix Mendelssohn.


Luego del ensayo, los músicos ofrecieron una rueda de prensa donde detallaron el programa. Allí, Alexandra Arrieche consideró que el programa que presentarán "nos invita a mostrar lo mejor de nosotros mismos y del ser humano, un mensaje importante para el mundo en el que vivimos hoy".


Sobre “Mural”, la primera pieza del programa, Rodríguez aclaró que es del segundo concierto que escribo para Tambucho con orquesta.


“Mural" se terminó en abril del 2016 y se estrenó en septiembre de ese año con la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México, pero sólo con la orquesta de cuerdas como fue concebida. Y ahí nos dimos cuenta de que requería toda la orquesta, porque Tambuco es muy fuerte, como un monstruo de cuatro cabezas.



“Se llama 'Mural' porque cuando me enfrenté de nuevo a Tambuco, era como pintar un mural, de tener un instrumento tan grande y para mí era como hacer varias pinturas, era como un trabajo de pintar en varios colores todo el tiempo y por eso le puse mural”, explicó la compositora.



En cuanto a “Garbage Concerto”, Ricardo Gallardo, líder del ensamble, comentó que se trata de una pieza para ser tocada con basura reciclada; es el caso de botellas de vino, bolsas de papel para pan, latas de aluminio, tambos, garrafones, cubetas y hasta tapones de acero para neumáticos.


“Es una obra interesante porque se propone el reto de demostrar que la creatividad musical a la hora de interpretar y recrear una pieza no está limitada por las posibilidades acústicas o técnicas de un instrumento”, refirió Gallardo.


Por lo que hace a “Sinfonía” núm. 4 italiana”, representa la impresión de Mendelssonh cuando viajó a Italia, e intentó llevar un poquito de su cultura a la partitura, dijo Arrieche.

NTX/MBH/MCV